HTML5 sin el bullshit – una visión técnica

html5_no_bullshit

HTML5 es el mantra del momento. Por todas partes ves artículos, ofertas de “hacemos tu sitio en HTML5”, clases de HTML5, aplicaciones, etc. Sin embargo, el mantra sirve para vender casi cualquier cosa en la web y las aplicaciones modernas, haciendo las cosas un poco confusas desde el punto de vista técnico.

La razón de esto es que HTML5 es realmente dos cosas: Por un lado, es la nueva versión (aún en desarrollo) del estándar del Lenguaje de Marcado de Hipertexto (HTML, por sus siglas en inglés), médula espinal de la web y encargado de dotar de estructura a los documentos que la componen. Por otro  es una marca sombrilla, que incluye, no sólo HTML sino también la versión 3 del estándar de Hojas de Estilo en Cascada (CSS3) y el lenguaje de programación del lado del cliente (y ahora también del lado del servidor), JavaScript.

El primer aspecto es el técnico, lo que corresponde a HTML como tal, el segundo es un elemento de marketing que procura impulsar el uso y la forma como los usuarios ven los avances que surgen en la tecnología web. A causa de esto vemos en no pocas ocasiones que muchos desarrolladores, dueños de empresas, maquetadores, publicistas del new media le agregan la coletilla HTML5 a cualquier desarrollo, tema de WordPress, curso, charla, sitio web o webapp que realizan, simplemente porque suena mejor que decir animaciones hechas con CSS3 o librería/plugin en JavaScript. Este elemento de marketing es el que no en pocas ocasiones termina por confundir a mucha gente, metiendo en el tren de HTML5 lo que es y lo que no, dejándonos con algo difícil de comprender bien, es decir, bullshit (web 2.0 anyone?).

Mi intención en este artículo no es ponerme en favor o en contra de la gente que hace marketing, ni decirles qué hacer o no, lo que pretendo acá es explicar claramente lo que es HTML5 y lo que no, desde un punto de vista técnico, y cómo las distintas tecnologías etiquetadas como HTML5 convergen, ya sea por necesidad o simplemente por casualidad.

Pero ¿qué carrizo es HTML5?

Ya lo dijimos antes, propiamente hablando, HTML5 es la nueva versión del estándar HTML, que nos ha acompañado desde el principio de la web como la conocemos y que ha pasado por varias transformaciones (cinco en la versión HTML y tres en XHTML o HTML Extendido). Lo que hace HTML es dar al browser las instrucciones que necesita para darle estructura a un documento, decirle cuál es el encabezado, cuál es cuerpo del documento, cuáles son los títulos principales (en HTML hay 6 niveles de títulos), cuáles los párrafos, etc. La forma correcta de darle significado a esta estructura es lo que conocemos como maquetar un sitio.

Pero no sólo se trata de estructura, HTML5 provee también una serie de atributos (es así como se llaman las propiedades de los elementos en HTML) que permiten agregar mayor significado a las etiquetas. Algunos de ellos vienen heredados de las versiones anteriores de HTML y xHTML (como los atributos rel y rev o el atributo accesskey) y otros son propios de HTML5, como el atributo data-, que permite a los maquetadores enriquecer con cualquier tipo de dato un elemento HTML sin afectar la presentación, es lo que conocemos como metadata. Este tipo de mejoras en las etiquetas HTML permiten un mejor aprovechamiento del contenido por parte de los desarrolladores / maquetadores e incluso buscadores. Un ejemplo de esto es lo que se conoce como microformatos.

Voy a repetirlo: HTML es la médula espinal de la web. Es a través de él que lo que hacemos se presenta, ya sea en modo de un sitio (sea de una o varias páginas) o una webapp e incluso, gracias a geniales proyectos como PhoneGap, una aplicación móvil en toda la extensión de la palabra.

HTML5 es la nueva “gran cosa” en la web

¿Qué es lo que hace a HTML5 tan genial, lo que hace que cada vez más y más gente se abalance sobre él sin pensarlo y lo que ha hecho que la gente que hace internet haya cambiado radicalmente su manera de pensar sobre la creación de documentos? HTML5, como concepto, quiere ir más allá de la simple creación de documentos correctamente estructurados y ha dado paso al siguiente nivel: la web de aplicaciones.

Ya no sólo se trata de si tenemos etiquetas semánticas que nos dicen cuál es el encabezado (<header>) o el pie (<footer>) de nuestro documento, o que podamos dividir las unidades de contenidos en artículos (<article>) o secciones (<section>) sino que esta nueva versión tiene en mente la posibilidad de crear, apoyándose en otros estándares (entre los que destacan CSS, JavaScript, y opcionalmente algún lenguaje de desarrollo del lado del servidor), aplicaciones completamente funcionales que pueden correrse desde el browser, sin necesidad de utilizar tecnologías de terceros y/o plugins.

Esto, que es precisamente lo que hace a HTML5 tan revolucionario en el mundo web, apoyado en otros estándares/tecnologías, (de los que hablaremos más adelante) es también el punto donde el aspecto técnico y el comercial se unen y donde el bullshit tiene su lugar.

En próximos artículos hablaremos de las tecnologías asociadas a HTML5 y cómo ellas a su vez contribuyen al conjunto sin perder su independencia o su flexibilidad para trabajar (en la mayoría de los casos) con otras versiones de HTML.

Antes de terminar quiero volver a dejar esto en claro: Este artículo y los que le seguirán están pensados desde un punto de vista exclusivamente técnico y es desde ese punto de vista que debe ser considerado. Cualquier otro tipo de acercamiento no está contemplado en estos artículos –excepto en los casos en que un servidor los considera, nuevamente desde el aspecto técnico, bullshit–. Si a ud. le parece que lo que se dice acá no es correcto porque la W3C dijo que todo eso es HTML5, llegó al lugar equivocado, yo de marketing sé poco o nada y, en los términos de este blog, me interesa poco o nada también.


5 thoughts on “HTML5 sin el bullshit – una visión técnica

    1. ¡Qué bueno que te haya gustado! Gracias.
      Pues, hay varios sitios que yo conozca. Por ejemplo, en inglés los mejores que conozco son HTML5 Rocks y HTML5 Doctor, en castellano están Cristalab y HTML5 Fácil
      Todo hay que decirlo, en estos sitios es muy común encontrarse con esta mezcla de tecnologías bajo el nombre “HTML5” que critico en este artículo, cosa que de la que personalmente no soy fan, pero eso no quita que haya material muy valioso allí que vale la pena consultar.

  1. Me gustó mucho este artículo. Me ayudó a entender lo que de verdad quieren decir con HTML5 (que para mí que no soy del mundo web me costaba entender). Esperaré con gusto los próximos ^.^

    Btw, tengo tantos años con tu blog en mis feeds de GReader, que no había visto este nuevo diseño, very nice😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s