“The Matrix Still Has You”, Diez Años Después

The MatrixAyer, 31 de marzo, fue un día glorioso para todo geek que se precie: el décimo aniversario de una de las trilogías más impactantes del mundo del cine, de esas que luego de mucho tiempo (10 años, ni más ni menos) siguen marcando un antes y un después en el mundo del cine y sigue siendo un patrón (entre otras cosas respecto a efectos especiales) en las películas de acción: The Matrix.
Esta obra de arte de los hermanos Wachowski ha sido de las trilogías más exitosas de la época moderna, capturando desde geeks hasta amantes de la acción y filósofos (entre los que me incluyo).
Yo no soy cinéfilo y mucho menos un entendido del tema, así que esas cosas se las dejo a los que saben (como el recién descubierto pana Juan Carlo Rodríguez y su blog de cine, que hace también un post al respecto), en este pequeño post hablaré de mi experiencia personal (como de costumbre😉 )
Cada una de las películas de la trilogía tiene un tópico específico, que apunta directamente a un elemento vital de la vida humana, a una pregunta filosófica que, no sólo da norte a la película sino que invita al espectador (en caso de que este pueda ir un poco más allá de las peleas y los efectos especiales) a mirar en profundo.
En Matrix I, todo se centra en Neo, su autodescubrimiento, cómo despierta de su engañoso sueño y cómo es capaz de ver la realidad y actuar efectivamente sobre ella (no hablaré mucho más de eso porque no quiero parecer libro de autoayuda). Neo descubre que sus sospechas de hay algo que no está bien en el mundo no son infundadas, que aún no sabe quién es y -con la ayuda de Morpheus, The Oracle y la propia Trinity- va descubriendo que la puerta que lo lleva al conocimiento de la verdad pasa por el famoso noscet te ipsum (“conócete a ti mismo”), la pregunta por el sentido de la propia existencia, de todo lo que existe…
El otro elemento que da norte a esta película es el problema del Libre Albedrío, La Autodeterminación y, en última instancia, la Libertad (no sólo como libertad para decidir sino como libertad responsable, con consecuencias a enfrentar). Neo no sólo batalla para librar al mundo de las máquinas, lo hace para descubrirse a sí mismo, para poder autodeterminarse, para ser libre y, por medio de ese camino, dar a otros la oportunidad de ser libres también.
Alrededor de ello hay otros temas que dan sentido a la trama: Las relaciones interpersonales como forma de auto-descubrimiento (hallarse en otro), la tecnocracia como un peligro latente, la mente humana como la gran máquina e incluso el problema de la Verdad o la percepción de la realidad.
Hay mucho que podría decir de Matrix desde varios ángulos. Baste comentar que es, posiblemente, una de las películas más complejas, atrapantes e increíbles que he visto en mi vida (junto, quizá, a The Lord of The Rings, aunque en un nivel diferente) y que junta maravillosamente filosofía, anime, juegos de rol… en una excelente película de acción que, diez años después sigue siendo punto de referencia obligada en el cine.
Te guste o no, The Matrix has You…


3 thoughts on ““The Matrix Still Has You”, Diez Años Después

  1. @Juan Carlo: Muchas, gracias, viniendo de ti, considero eso un verdadero halago. Después de todo, yo realmente de cine no sé nada o casi nada.
    No tienes que agradecer, yo suelo comentar las cosas que me gustan y tu blog me parece muy bueno; no digo que comentaré mucho, pero me verás por ahí de vez en cuando😉. Gracias por pasearte por este antro de locura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s