In Loving Memory. Carlos Pirela

Parece que las alegrías nunca pueden ser completas. En el post anterior les hablaba de los alegres eventos que estaban ocurriendo en mi familia, con los cumpleaños, encuentros, matrimonio de mis hermanos menores…
Este sábado, 19 de Julio, estando con mi esposa en la boda de mi hermano, Darwin, recibí la noticia de la muerte de mi suegro, Carlos Pirela; así que nos tocó correr a la clínica y de ahí, todas las cosas que se suceden desde la muerte a la cremación. No voy a entrar en detalles porque ni quiero ni hace falta.
Sólo quería que supieran que si no me ven mucho en clab o si posteo un poco menos de lo normal (como si eso fuese posible) o simplemente no me hallan disponible o con ánimos para el CS, sepan a qué se debe.
Ahora mismo mi corazón, como el de todo creyente, se debate entre la alegría de la Resurección y la tristeza de la ausencia, por alguien que, no sólo me aceptó en su familia y su casa, sino que fue también un segundo padre para mí (después de mi abuelo, Nicolás, a quien Dios tiene en su gloria). Es jodido cuando quien muere es el padre de tu esposa, pero es aún peor cuando también es alguien que te afecta tan profunda y personalmente, cuando quien muere es el padre de cuatro mujeres que te adopta como su hijo varón. Extrañaré sus bromas y sus regaños, su buen y mal carácter, preguntarle sobre deportes que realmente no me interesan, sólo para conversar un poco, para que supiera que yo estaba ahí y que él me importaba, poder echar broma con él y decir ¡ése es mi papá! y que me contestará ¡hijo!, que me invitara a tomar whisky para tener quien se los sirviera… Te extrañaré, Carlitos.
Sé que no es un adiós, sé que El Señor nos reunirá pronto en su abrazo eterno, pero déjame llorarte un poco, que luego volverá la alegría. Prometo dar lo mejor de mí para cuidar de tu familia, como sé que querrías y esperas de mí, sólo espero ser digno del amor que me profesaste en vida y que me profesas ahora, que estás en la plenitud de la vida, en el abrazo eterno del Padre.
In loving memory, Carlos Pirela.
Tu hijo.

Carlitos (mi suegro) y yo

Carlitos

8 thoughts on “In Loving Memory. Carlos Pirela

  1. Siento mucho lo que pasó amigo, mis condolencias desde Colombia.. U_U
    Comparto las palabras de que no es un Adios, sino un hasta pronto… ya que luego estaremos todos juntos nuevamente al lado del Todopoderoso…

    Cuidate amigo!

  2. primo de verdad que es duro y doloroso estos momentos , en lo que la mayoria decimos por que me toco a mi este dolor señor!! pero bueno la vida continua entre risas y llantos, dias bonitos y duros la vida continua, y lo que nos satisface en estos momentos es que le dimos a esas personas que se nos van todo el cariño y afecto que sentiamos y que se lo hicimos saber de alguna manera, de verdad que se lo que es, ya que, cuando la flia estaba en una celebracion al igual como a ti , se nos murio tambien un ser querido y bueno aqui estamos , con el dolor pero avanzando, primo mis condolencias para ti y para la prima carla, y para la familia pirela, y por favor demas estar sentir que el sr carlos tambien te agradece eternamente como fuistes con el y como eres con tu nueva familia.
    besos .

  3. mi sentido pesame chamo. aunque no te conosco siento enpatia porque mi nombre es tambien Carlos Pirela, y aunque no te conosca igual (si conoces toda la historia pirela) lejanamente somos familia y veo q tenias una relacion muy bonita con tu padre q espero aunque ya no esta en este mundo no pierdas esa relacion.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s