El Diseño Web no es Cualquier Cosa…

Hace unos cinco años o más, cualquier persona que “supiera un poco de computadoras” podía sin más “hacer una “página web”, era la época dorada de los marcos, las tablas y Frontpage, de los “Bienvenidos a mi Página”, los gif animados y los “Webmasters”, cuando ser un geek en la web significaba que hacías tu página con el Block de Notas (o su equivalente en Mac), a punta de HTML puro y duro, y sabías que W3C no eran las siglas de una organización secreta de los Estados Unidos…

La gente no entendía de estándares, de “web semántica” o “web social”, y el mayor problema de compatibilidad eran las etiquetas “<marquee> </marquee>”, que sólo funcionaban en IE, pero no en Netscape.

Hoy día, el Diseño Web es algo muy distinto; cualquiera que desee tener cierto éxito en este mundo debe comprender aunque sea un poco, además de su área específica (desarrollador – diseñador) acerca de posicionamiento, estándares, usabilidad, tecnologías de servidor, css, frameworks, ajax, y pare usted de contar. Además del hecho de estar constantemente investigando y actualizándose acerca de los nuevos retos que aparecen en este siempre cambiante mundo.

Hoy día las web personales han dado paso a los “blog”; este fenómeno que los más jóvenes verán como algo que ha existido toda la vida, los chats han dado paso a las “web sociales”, tipo Flicker, Hi5, Facebook, y otras 1000 diferentes de las que llegan invitaciones a diario (yo cada semana recibo unas dos o tres diferentes, y no tengo tantos amigos; no olvidemos que somos “geeks”😉 )

¿Significa ésto que el mundo web ha perdido su sencillez y su candor inicial? ¿Que la web “ya no es para todos”, que una élite de bichos raros se ha apoderado de ella (la misma élite de gente rara que viven pegados a un computadora 24/7 y crean los virus y los juegos)? ¿Que la maravillosa internet desapareció de la faz de la tierra para dar paso a esta cosa secuestrada que ya no es posible conquistar en dos semanas por cualquier niño de 12 años?

Bueno, pues sí y no. La experiencia de los usuarios indica que, al contrario de volverse un instrumento para unos “pocos locos”, la web se ha convertido en una enriquecedora experiencia que, como el celular y la televisión por cable, es ya parte de la vida cotidiana (tanto que hay niños que creen que las computadoras “vienen con internet instalado” *No me mires así, es cierto U_U ).

Internet ha llegado a unos niveles inimaginables hace unos años, pero esto ha sido a costo de la formación permanente de los que de ella viven, de los diseñadores, desarrolladores, redactores, y algún que otro loco que le mete a todo, como quien escribe esto. Si bien es cierto que hoy no es posible acercarse al mundo de la web igual que antes (lo que agradezco; aún no me recupero del trauma de los fondos violeta y los gif animados dispergados por toda la página😯 ) . A pesar de lo que algunos puedan creer (estoy pensando ahora mismo en algunos detractores de Flash CS3 y de ActionScript 3.0 porque ya no puede hacerse una página en Flash con sólo copiar código que no entiendo y pegarlo en mi película), la “profesionalización” del ramo ha sido de gran provecho, aunque aquí la palabra profesionalización no esté usada en el sentido de “tener que haber estudiado esto en un instituto o universidad” sino de “dedicarte a esto y estudiarlo permanentemente”, tanto para los usuarios como para los mismos “profesionales de la web”. Ha sido lo justo y es de agradecerse, esto ha permitido superar los escollos para que una web “más humana” fuese posible, para que el usuario no sea un simple observador y pase a ser actor, partícipe de la experiencia, aún cuando cada vez que le das una cotización a un cliente quiera minimizar tu trabajo diciendo cosas como “¿Tanto dinero por hacer un par de rayas?” o “Yo tengo un sobrino que sabe de computadoras y puede hacer eso”, pero de eso hablaremos otro día.

Hoy día, dedicarse a la web no es cualquier cosa, y que bien que así sea. Afortunadamente no es tampoco una caja de Pandora. El conocimiento está ahí, en la misma internet, esperando que cualquiera vaya y lo use. El mayor problema será vencer la flojera falta de tiempo y decidir tomarlo como algo serio, como algo digno de hacer y no sólo un hobby para cuando no hay más que hacer. En parte, de eso se trata este blog…

Nota: Este post no pretende menospreciar a los jóvenes de 12 y 14 años que se dedican al mundo web (y algunos lo hacen de una forma excelente), pero ellos sabien tan bien como yo que esto les ha tomado más de dos semanas😉


2 thoughts on “El Diseño Web no es Cualquier Cosa…

  1. Interesante post (y este tema se me hace MUY conocido :P). Es cierto, ahora las cosas no son tan “sencillas” como antes, pero eso a su vez ayuda a que los contenidos maduren.

    Es simplemente el avance del ciclo de vida de Internet. Además que ahora existen más formas de permitir a los “no conocedores” acceder y participar. Ok, odiaremos a los que utilicen Frontpage o similares y diseñen con tablas, pero tienen la oportunidad de tener un blog con WordPress, Blogger o similares, o su sitio web con Google Pages, etc.

    Creo que en general la capacidad de “entrar” a utilizar Internet como ente creador se ha mantenido. Ahora hay dos grupos más disímiles, es cierto, pero finalmente el mensaje que enviarán (y que obtendrá el usuario final) será el mismo (o muy similar).

    Y por cierto, yo empecé con esto de la web a mis 11-12 años con Word😉 (y han sido unos hermosos diez años ^^)

  2. Tienes mucha razón, Yaraher. Esto no ha sido más que el desarrollo evolutivo de la web, movido claramente por el gran impacto que ha significado para los distintos mercados (hoy día nadie que se precie puede ignorar la importancia de la web como mercado y como medio comunicativo).
    Si es por empezar (*Se niega a decir a qué edad empezó con la web), yo recuerdo que cuando comencé aún Word no tenía posibilidades de “traducir” sus documentos a HTML (o la cosa extraña que ellos llaman HTML), así que comencé escribiendo etiquetas en el Bloc de Notas. Me resultaba interesante, pero, para que veas, lo dejé porque al final me resultó fastidioso, demasiado estático y nada atractivo para alguien amante de la programación (eso me llevó a dedicarme varios años a trabajar como programador). El DHTML y Flash fueron los puntos claves que me hicieron regresar😉
    Viéndolo en retrospectiva, el desarrollo ha sido inmenso (Internet es el medio de mayor crecimiento constante, aún hoy, en el mundo) y vaya que ha valido la pena, y aún queda un largo camino por recorrer en el futuro de la web.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s