¿Crear sitios usables? Piensa en Móviles Primero

New York Times. Versión Web en AndroidUn buen diseñador/maquetador web sabe que crear un site no es sólo cuestión de colocar elementos aquí o allá para que quede bonito. El mundo web es bastante más complejo que eso y cosas como la accesibilidad, usabilidad, semántica y SEO (y no estoy hablando de personas/empresas que te prometen colocar tu sitio de primero en Google en dos días) son elementos fundamentales, no sólo para que tu sitio se llene de visitas sino, más aún, para que esas visitas vuelvan y se conviertan en fieles.

Lamentablemente, es muy común ver que estas cosas son ampliamente ignoradas, a veces por tiempos de entrega que se mueven entre lo mediocre y lo imposible, clientes que sólo quieren un sitio igualito a aquel, o simplemente por no considerar la verdadera importancia que tienen los aspectos arriba mencionados en el mundo web. Muchas veces esto ocurre porque olvidamos que el verdadero objetivo de un sitio web no es crear una especie de tarjeta de presentación en internet sino un medio de comunicación entre el cliente y su mercado. Esto no me parece una consideración menor, al contrario, comprender el objetivo final es algo vital a la hora de pensar en el producto en el que estás trabajando.

Ahora mismo nos encontramos en uno de los momentos más excitantes de la tecnología, posiblemente desde la aparición en escena de la web social (conocida también como web 2.0): HTML5, Flash en dispositivos móviles y televisores, tablets, smartphones y un largo etcétera que hace que nuestras ideas sobre nuevas formas de hacernos millonarios comiencen a surgir a borbotones y nuestra cabeza explote con las nuevas cosas que queremos y debemos aprender sólo para mantenernos al día. Creo que es en momentos como éste donde debemos recordar lo aprendido y no olvidar cosas como la usabilidad o accesibilidad justo en el momento en que se vuelven más importantes, sobre todo teniendo en cuenta que dispositivos como los smartphones y tablets nos exigirán repensar una y otra vez sobre nuestras aplicaciones y el modo como nuestros usuarios interactuarán con ellas. Estoy convencido que la idea de “trasladar la experiencia de la PC a los nuevos dispositivos” no es la forma más acertada de entender el futuro de la web.

Piensa en móviles primero

New York Times. Versión Móvil en AndroidCrear sitios específicamente para móviles no es una idea novedosa (¿recuerdan el protocolo WAP?), pero la aparición de dispositivos móviles con cada vez mayores capacidades le ha dado un nuevo auge, aún cuando creo estamos lejos de ver lo que realmente pueden llegar a ser. En el nuevo mundo móvil tenemos browsers de verdad, mayor capacidad, Wi-Fi, etc. que nos da todo un nuevo abanico de posibilidades.

Sin embargo, no podemos olvidar que estos dispositivos no disponen de las ventajas que nos da un computador personal, ya sea en términos de resolución de pantalla, velocidades de conexión, etc. lo que nos obliga a crear una interfaz que funcione específicamente dentro de estas limitaciones.

Eso significa que, en miras de hacer un proceso escalable y siguiendo los patrones del Progressive Enhancement, lo ideal será pensar primero las interfaces con mayores limitaciones y luego aumentar las prestaciones a medida que los recursos aumentan: móviles primero, luego tablets y de allí a la PC.

Claro que siempre existe la posibilidad de que el proyecto en el que vas a trabajar no contemple móviles y entonces te preguntes ¿y para qué voy a diseñar para móviles entonces? Bien, dos respuestas: 1.- Deberías proponer a tu cliente la posibilidad de tener una versión para móviles (antes que a alguien más se le ocurra). 2.- Aunque no vayas a crear una versión móvil, pensar en términos de móvil te permitirá desarrollar ciertas habilidades que mejorarán tu producto en áreas como usabilidad y jerarquía de contenidos.

¿Qué implica diseñar para móviles?

Obliga a enfocarse en lo verdaderamente importante:

Dadas las limitaciones que tenemos en un dispositivo móvil (tamaño de pantalla, velocidad de conexión, etc.) es indispensable aprender a jerarquizar la información ¿qué es realmente lo que queremos que nuestros usuarios sepan? ¿Cuáles de los servicios que nuestro sitio ofrece son realmente usados como para aparecer de primero en nuestra lista de jerarquía? ¿Realmente es útil darle la bienvenida con un lindo texto de presentación o es mejor mostrar de una vez aquello que los usuarios realmente buscan en nuestro sitio?

Para ilustrar mi punto, quiero citar Steve Krug, en su ya clásico libro sobre usabilidad web: Don’t Make Me Think:

People often ask me:
“What’s the most important thing I should do if I want to make sure my Web site is easy to use?”
The answer is simple. It’s not “Nothing important should ever be more than
two clicks away,” or “Speak the user’s language,” or even “Be consistent.”
It’s…

Don’t make me think!”

I’ve been telling people for years that this is my first law of usability. And the more Web pages I look at, the more convinced I become.

(A veces la gente me pregunta:

“¿Qué es lo más importante que debería hacer si quiero asegurarme de que mi sitio es fácil de usar?”

La respuesta es simple. No es “Nada importante debería estar a más de dos clics de distancia”, o “Habla en el lenguaje del usuario”, o siquiera “Sé consistente”.

Es…

“¡No me hagas pensar!”

He estado diciéndole a la gente por años que ésta es mi primera ley de usabilidad. Y mientras más páginas web veo, más me convenzo.)

Diseñar un sitio específicamente para móviles nos obliga a entender al usuario, a saber qué es lo que busca en nuestro sitio y darle justamente eso. Es imprescindible que sepamos enfocar nuestro sitio en aquello que realmente queremos mostrar al usuario o aquello que sabemos que realmente quiere de nosotros, desechando aquellas cosas que, por interesantes que puedan ser desde nuestro punto de vista, resulten secundarias o poco importantes para él.

Hace fundamental conocer al usuario final:

Uno de los principales problemas que enfrentamos con nuestros clientes es que, por lo general, no piensan en sus usuarios a la hora de crear el sitio web, haciendo solicitudes que responden básicamente a una mezcla entre sus gustos personales (o los suyos, los de su pareja, los de sus socios, etc.) y las cosas que desea que el sitio muestre sobre su producto. La mayoría de las veces esto se traduce en un montón de información (muchas veces innecesaria y sin importancia para el usuario final) combinada con una serie de pautas estéticas tomadas de otros sitios web: la galería de acá, la animación de allá, el fondo de más allá… Una especie de Frankenstein hecho a la medida de quien solicita la página pero que poco o nada tiene que ver con quien realmente debería interactuar con esta información.

Cuando las limitaciones propias de los dispositivos móviles nos obligan a prescindir de aquello que no es realmente necesario, conocer al usuario, sus preferencias, su comportamiento se convierte en algo vital. Si le damos sólo aquello que no necesita, si no entendemos qué es prioritario para él, si no nos preocupamos del modo como se comportan los usuarios cuando navegan desde un dispositivo móvil, nuestro sitio será un fracaso. No lo olvides, un sitio web es exitoso si es redituable, de lo contrario sólo es una pérdida de dinero.

Se hace entonces más evidente que a la hora de desarrollar nuestra idea, conocer al usuario final y actuar en consecuencia marca la diferencia entre el éxito y el fracaso de nuestro proyecto.

Nos obliga a presentar un buen producto, incluso con recursos limitados:

Por supuesto, cada vez que yo digo smartphone, lo más probable es que pienses en iPhone, Android o Blackberry, por decir lo común, y eso está muy bien si estamos pensando en lo que será el mundo móvil dentro de unos dos o tres años, pero hoy mismo, este mercado apenas abarca una fracción del mundo móvil en general y no hace falta tener un smartphone para acceder a la Mobile Web, por supuesto, un teléfono móvil no-smartphone tiene aún más limitaciones que un smartphone. Se hace necesario mostrar un producto que sea atractivo y –sobre todo– efectivo incluso con recursos muy limitados. Esto, aunque requiera un mayor esfuerzo en planificación, resultará en un producto más veloz y óptimo.

En conclusión, hacer el cambio de paradigma de móviles a PC en vez de PC a móviles no sólo nos prepara para el futuro cercano en el que desarrollar sitios optimizados para estos dispositivos no será simplemente un lujo de grandes empresas sino una necesidad real del mercado sino que además nos permite hacer un necesario ejercicio de arquitectura de la información en pro de un producto más efectivo y usable.

Estas son sólo algunas de las consideraciones personales que me motivan a exponer la idea de diseñar para móviles primero, si les parece interesante esta idea y quieren profundizar en ella, el primer lugar donde deberían buscar información es en el sitio de Luke Wroblewski, promotor de la idea de Mobile First! y que además agrega otras razones a las acá expuestas (excepto en el caso del enfoque, que también hemos tratado acá). Hay mucha más información al respecto allí y deberías revisarla.

Mucho queda por decir y aprender respecto a este tema, por supuesto, así que tendremos que volver a ello en posteriores artículos.

Etiquetas de Technorati: ,,,

AdSense y Usabilidad ¿Es Posible?

Gracias a este post escrito por Javi en su blog Vinagre Asesino, a raíz de este otro post mío sobre usabilidad, me he visto en la agrable obligación de hablar acerca de un tema que, como blogger, diseñador web (al menos eso digo yo ;) ) y como geek, se hace obligatorio (gracias Javi, si no logro terminar a tiempo el proyecto en el que estoy trabajando, te enviaré la cuenta :P ).
Esto no pretende ser palabras de SEO ni de cómo ganar o no dinero con AdSense (esas cosas se las dejo a Vinagre y a La100rra, mis SEO masters), yo comencé a bloggear porque sentía necesidad de escribir, de comunicar algo -y, claro, recibir patadas por las estupideces que digo- y aún lo hago.
Sin embargo, existe mucha gente que comienza su proyecto con un fin específico: ganar dinero; algunos como entradas extra, otros como medio de vida, a nadie le viene mal una entrada de dinero.
No voy a dilucidar sobre la conveniencia o no de añadir publicidad (ya sea de AdSense o similares), sin embargo, diré algunas consideraciones personales:

  1. Piensa en tus lectores, no sólo en tu dinero: A pesar de lo que digan, la mejor manera de ganar dinero es, siempre, proporcionar un buen servicio. En el caso de un blog o una web, un mejor servicio, una dedicación a buscar temas de interés, a socializar tu sitio, etc. traerá como consecuencia más visitas y más lectores frecuentes. Aumentar tu mercado potencial es aumentar tus posibilidades de éxito comercial.
  2. Se honesto, no camufles publicidad: Personalmente me considero un googler, uso muchas de sus herramientas diariamente (Gmail, GTalk, Google Desktop, Google Gadgets, Analytics, Herramientas para Webmasters… todavía considero que Blogger, donde hice mi primer blog, apesta U_U ) y me siento sumamente satisfecho con ellas, pero creo fervientemente que hacer que los anuncios se integren (que yo lo llamo camuflar) con el contenido es, cuando menos, una acción poco honesta, por no decir engañosa. Existe una diferencia entre ofrecer opciones publicitarias a los usuarios e intentar que hagan clic en la publicidad al confundirla con el contenido. A nadie le gusta que pongan comerciales a la mitad de la película.
    Es cierto que hacer bloques de publicidad definidos hará que mucha gente (sobre todo los entendidos) se la salten sin más, pero siempre habrá quien se interese en ella y no sentirán que los obligas a ver tu publicidad o que deseas engañarlos.
  3. Hazte creíble y serás vendible: Como bien dice Javi en su post (estarás contento que te nombre tanto ¿eh? Publicidad gratis ;) ), las ganancias con AdSense realmente merecen la pena cuando la cantidad de visitas diarias llega a cierto número, en caso contrario, dará siempre la impresión de que no es más que una publicidad molesta, que no da nada. Cuando uno comienza un blog, cree que tendrá muchos lectores y que será la persona más c00l y leída del planeta, sólo para darse cuenta rápidamente que no es así (claro que esta apreciación tiene sus matices, más ligados a la correcta planificación SEO que a la suerte). La gente te leerá si te haces un nombre, y éste lo conseguirás si te haces creíble, si eres considerado digno de ser seguido. La publicidad vale la pena cuando tienes gente que pueda visitarla, no cuando tus visitantes se limitan a ti, tu familia y cuatro amigos (como en este blog :P ). Esta no es una carrera de velocidad sino de resistencia.
  4. Define un target y enfócate en él: Mucha gente cree -erróneamente- que mientras más diversa sea la temática de su blog, mientras más ecléctico, mejor. Lo cierto es que cuando tu temática es sumamente dispersa, te enfrentas a varios inconvenientes: Se hace más difícil dominar todos los temas, por cada persona interesada en un tema obtienes al menos una a la que no le interesa y abandona, es mucho más complicado (por no decir imposible) hacer un seguimiento efectivo de tus usuarios, sus intereses, etc., es más difícil dar respuestas efectivas a preguntas sobre temas que no dominas mucho, etc.
    No estoy diciendo con esto que debes concentrarte en un único y exclusivo tema, que también está bien, sino enfocarte en un área, tan extensa como puedas abarcar, de modo que coseches un grupo interesante de seguidores, ante los que puedas responder efectivamente y que puedan interesarse por la publicidad que se generará. No estoy hablando de especialización, sino de ser responsable y conocer tus limitaciones; esto también te permitirá que la publicidad (sea o no de AdSense) sea más efectiva al estar dirigida a un público específico que pueda interesarse en ella.

Como he dicho, son sólo consideraciones personales. Siéntanse libres de comentarlas, rebatirlas, patearme,… Al final, el mercado publicitario en la web es lo que la misma web 2.0 es: socialización.

Otra cosa que considero importante, aunque no tiene que ver directamente con el tema: tómate tu blog en serio, pero diviértete con él, si no es así, la gente lo notará. Está claro que una dosis de humor es siempre un buen aliciente a la hora de leer ;)

¿Qué es la Usabilidad Web?

No es que el tema sea nuevo, ni mucho menos, pero de un tiempo a esta parte, la usabilidad ha sido la palabra de moda en el diseño web, más aún con la llegada de la web 2.0, la web social y de conceptos como web semántica; por lo tanto es un tema obligatorio para todo diseñador/desarrollador web que se precie.
Existen millones de líneas en internet que tocan el término (una búsqueda en Google de las palabras usabilidad web arrojó la espeluznante suma de 2.110.000 resultados), que se reparten entre manuales, compañías de consultoría, blogs, etc. (si buscamos sólo usabilidad la suma aumenta a 5.250.000). Así que no prentenderé aquí agotar el tema (¡ja! como si pudiera ;) ) ni mucho menos. Más bien trataremos de entenderlo en términos más o menos humanos, de modo que pueda servirnos como punto de partida para investigaciones más profundas.

Comenzando por el Principio ¿Qué es Usabilidad?

La Wikipedia nos dice:

La Organización Internacional para la Estandarización (ISO) ofrece dos definiciones de usabilidad:ISO/IEC 9126:

“La usabilidad se refiere a la capacidad de un software de ser comprendido, aprendido, usado y ser atractivo para el usuario, en condiciones específicas de uso”

Esta definición hace énfasis en los atributos internos y externos del producto, los cuales contribuyen a su funcionalidad y eficiencia. La usabilidad depende no sólo del producto sino también del usuario. Por ello un producto no es en ningún caso intrínsecamente usable, sólo tendrá la capacidad de ser usado en un contexto particular y por usuarios particulares. La usabilidad no puede ser valorada estudiando un producto de manera aislada (Bevan, 1994).

ISO/IEC 9241:

“Usabilidad es la eficiencia y satisfacción con la que un producto permite alcanzar objetivos específicos a usuarios específicos en un contexto de uso específico”

Es una definición centrada en el concepto de calidad en el uso, es decir, se refiere a cómo el usuario realiza tareas específicas en escenarios específicos con efectividad.

Resumiendo, entendemos por usabilidad, la capacidad que tiene un producto de ser manipulado por un tipo específico de persona (usuario) para realizar una tarea específica, y que esta manipulación sea satisfactoria y efectiva (o sea que haga lo que tiene que hacer sin romperle el coco a quien la utiliza ;) )
Esto nos permite ver que el término no se aplica sólo al mundo web o informático, sino a todo producto, lo mismo da si es una web, una tienda o un par de zapatos… será usable en la medida que haga lo que se supone debe hacer, de forma efectiva y sin hacer necesario un master para conseguirlo (ojo, téngase en cuenta que el usuario siempre es un tipo de persona en específico, así que habrá productos concretos que requieran ciertas habilidades o conocimientos específicos para ser usados (nadie quiere encontrarse a su abuelita experimentando la modernidad conduciendo un tren del metro 8| ).

¿Cómo se Aplica esto a la Web?

Si la usabilidad es la capacidad de un producto para ser usado correctamente, en el caso de la web será la facilidad que tiene un sitio para ser comprendido y manejado por el usuario, tratando de hacer que dicho sitio sea lo más fácil y menos confuso de usar por este último.
Hay muchas cosas que pueden decirse al respecto, y mucha gente dispuesta a decirlas. Aquí sólo trataremos de dar unas pautas que puedan servirnos para investigaciones más profundas:

Pensar en el usuario, no en el diseñador:

Lamentablemente, muchos diseñadores crean sites pensando en su impacto visual, en demostrar lo buenos que son, o peor aún, hacen sitios ad hoc para la satisfacción de sus clientes. Siempre tenga en cuenta que (a menos que no le importe si lo visitan o no) cuál será el usuario final de su sitio -lo que los hijos del marketing llaman target-. Si intenta comunicarse con ellos, debe darle todos los caminos posibles para que lo entiendan.

Un sitio es una herramienta de comunicación:

Ya sea que se trate de un blog, de una tienda en línea o de una compañía, un sitio web es una vía que comunica al dueño del sitio con sus usuarios y viceversa. Dar oportunidad a su usuario de hacer feedbacks, comentarios, etc. es indispensable para crear usuarios fieles que vuelvan una y otra vez. No basta mostrar las bondades del producto, hay que escuchar a aquel que le hace ganar dinero ;)

Hable en un idioma que sea entendible:

Recuerde el primer punto: piense en el usuario. Si su target es médico, es aceptable que utilice ciertos términos propios de medicina, pero si no lo es, lo único que conseguirá es que la gente se quede con un gran signo de interrogación en la frente y la nota mental “No debo volver a esa página que está en chino”. Recuerde, para comunicarse hace falta un lenguaje común.

Su página no es suya, es de su usuario:

Éste es un error muy común, y hasta comprensible. Cuando se hace algo gastándose esfuerzo, neuronas y sueño, se siente cariño por el producto, es como un hijo. Sin embargo, como pasa con los hijos, los sitios web tienen vida propia. En el caso de la web, si lo que quiere es que el usuario navegue por ella, debe darle la sensación cierta de que puede dominarla, de sentirse a gusto y cómodo. Imagínese que en su casa siempre haya alguien que le diga qué debe hacer y cuándo hacerlo: “Ahora venga aquí, ahora vaya allá, todavía no haga clic aquí, ahora sí”. Si usted piensa que soportaría eso, créame que la mayoría no lo hará. El lema fundamental es “Todo el control para el usuario”.
Claro, no tome esto como reglas, son más bien orientaciones. No existen reglas respecto a la usabilidad, pero estas creo que le servirán (nos servirán) de ayuda a la hora de enfrentarnos al diseño de un sitio web.
Bueno, dejémoslo hasta aquí por ahora. Luego seguiremos hablando de este tema y algunos problemas típicos de la usabilidad.

eXaminator: Examinador de Accesibilidad

Vía Con Escarcha en la Boca… descubro esta herramienta que nos brinda accesible.com.ar: eXaminator.
Básicamente es una herramienta online que nos permite analizar un sitio desde la perspectiva de la accesibilidad web, tomando como referencia las Pautas de Accesibilidad al Contenido en la Web (WCAG 1.0) del World Wide Web Consortium (W3C).
Como sabemos, la usabilidad (sobre todo en estos tiempos de la web 2.0) es un punto clave para que los usuarios visiten nuestro sitio una y otra vez, lo que hace a esta herramienta algo muy úitl a la hora de ver hasta qué punto estamos haciendo las cosas bien (o no ;) ).
Tres cosas me resultan interesantes de esta herramienta:

  1. Se da una calificación según el nivel de accesibilidad (de 1 al 10).
  2. Da un ranking al sitio web de acuerdo a la calificación otorgada.
  3. Te da información acerca de las malas prácticas en tu sitio web, lo que te permite hacer las correcciones pertinentes.

Así que si tienes un sitio web y quieres verificar qué tan accesible es, o quieres ver cómo debes mejorarlo a nivel de accesibilidad, somételo a la prueba de eXaminator
Un dato a tener en cuenta:

No debe considerar este índice como validación de la accesibilidad ni utilizarlo como declaración de conformidad con las Pautas de Accesibilidad. Solamente un usuario experto, luego de realizar un análisis manual de todos los puntos de verificación, puede determinar si una página es totalmente accesible.

Así que ten en cuenta que no existe una herramienta automática que asegure que tu site es totalmente accesible o que estarás en las primeras página de Google, pero mientras mejores prácticas utlices, más cerca estarás del éxito. ;)
*Se va a mejorar los sitios que pasó por la herramienta.